Una flor, un remedio

 

Las flores ayudan a sanar la enfermedad tanto en su origen, como en sus posibles manifestaciones físicas, mentales y emocionales. Las flores de Bach, no son más que preparados naturales de flores y plantas silvestres que fueron descubiertas por el Dr. Edward Bach, médico bacteriológico y homeópata inglés. Encontró 38 remedios, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales, tales como la ansiedad, depresión, culpa, tristeza, inseguridad, complejos, y miedos, entre otros.

Las flores de Bach también son llamadas esencias florales y de elixires florales de Bach. La teoría del Doctor Edward se basa en que las enfermedades físicas tienen su origen en lo emocional. Si un problema emocional persiste en el tiempo, es cuando aflora en nuestro cuerpo una determinada enfermedad. Leve, media o grave pero al fin y al cabo una enfermedad. Manteniendo un equilibrio emocional se resolvería la enfermedad física. Y fue de esta forma como Edward Bach llega a desarrollar las llamadas Terapias de las emociones.

Después de años practicando la medicina tradicional en Londres, decide adentrarse en el mundo de la homeopatía para así poder ayudar a las personas mediante un método menos agresivo y suave. Tanta era la necesidad de ayudar a las personas, que Edward Bach miró más allá de los síntomas buscando un remedio para cada personalidad de sus pacientes denominada “los doce curadores”.

Bach entendía la enfermedad como un conflicto entre el alma y la personalidad y por ello decidió adentrarse en la causa del problema investigando las 12 tipologías de la personalidad. Cada una de ellas está asociada a una virtud que es opuesta al defecto que produce el desequilibrio o bloqueo emocional, y que será armonizada a través de la toma de flores.

Para el Doctor Bach era muy importante la forma de preparar la tintura madre, utilizando el método solar para las plantas más delicadas. Este método consiste en recoger el agua del rocío de las plantas ya que es donde reside la energía pura.

Para corregir una enfermedad física, es necesario primero corregir los problemas mentales y emocionales del paciente. Bach, afirma que la mayoría de las enfermedades conocidas tienen su origen profundo debido al conflicto entre los anhelos del alma (yo superior) y las decisiones egóticas del yo inferior. Por ello, no debe olvidarse corregir la causa profunda del problema que está originando el síntoma físico ya que corrigiendo problemas emocionales, los problemas físicos se resuelven más fácilmente y en muchos casos, sin riesgo de que vuelvan a presentarse.

Basta con tomarse unas gotas de dichos remedios florales para que el paciente pueda superar miedos, depresión o cualquier otro aspecto emocional que llegue a atormentarle. Si además, viene acompañado de una enfermedad física, esta le ayudará a erradicarla. Estamos ante un sistema holístico, pues dicha teoría llega a reunir la mente y las emociones con el cuerpo del paciente.

Las flores de Bach son medicamentos energéticos y no dependen de la cantidad que el paciente se tome, sino de la frecuencia con la cual se lo toma.

Las flores pueden ser suministradas tanto para bebés, como para niños, como para mujeres embarazadas. En el caso de bebes y niños están indicados para problemas de adaptación, nervios, timidez, falta de concentración, hiperactividad, entre otros. Durante el embarazo la mujer siente emociones nuevas e intensas que pueden provocar ansiedad. Las Flores de Bach son una alternativa excelente para ellas.

Al igual que el resto de terapias alternativas, la terapia floral se puede realizar por si sola o de manera complementaria como reflexología, Reiki, acupuntura, etc. En ocasiones, no nos damos cuenta, pero si nos fijamos, instintivamente cuando nos duele alguna parte del cuerpo, llevamos la mano hacia ella. Con este gesto lo que logramos es transmitir el calor, la tranquilidad y poder de sanación que tenemos dentro. Por medio de la imposición de manos se orienta esta energía, estimulando así el cuerpo para su sanación (REIKI). Combinando así por ejemplo el Reiki con la terapia floral no solo estamos sanando con energías sino con esencias naturales. Método sencillo, natural y nada agresivo.

Cada vez son más las personas interesadas en este tipo de terapias vanguardistas. Personas que prueban dicha técnica y deciden adentrarse en ella a través de cursos y talleres especializados.

Son un regalo natural para la humanidad (www.feelbach.om)

Es excelente garantizando mi sueño (www.casapia.com)

Soy estudiante y estoy probando esta terapia y me da muy buenos resultados para concentrarme (www.casapia.com)

Por ahora el remedio para la menopausia me ha ayudado. Duermo mucho mejor y mis miedos se han reducido considerablemente. (www.consejosfloresdebach.es)

Jennifer Anniston afirma que las flores de Bach la mantienen tranquila, cuando trabaja bajo presión, o Salma Hayek es una fiel consumidora de las gotas desde hace años… (www.bachflower.com)

Si tú también estás interesado en mejorar tu calidad de vida, identificar y equilibrar tus emociones negativas, orientar sobre las cualidades y características de la personalidad emocional a través de la profundización de las doce flores tipo, o incluso, aprender a preparar estos remedios florales que tanto nos pueden ayudar (a nosotros, a nuestros hijos e incluso a nuestras mascotas y/o plantas del hogar) creando el bienestar del entorno familiar, únete a los cursos impartidos por el Centro Lúa en pleno corazón de Madrid.

Irene Couceiro, terapeuta floral, maestra de Reiki y directora del Centro Lúa

Artículo publicado en Universo Holístico en Mayo 2016.

Entrada anterior
Terapia Floral Evolutiva. La Evolución de la consciencia
Entrada siguiente
Visión de REIKI a través de la bibliografía del maestro Johnny De´Carli

Entradas relacionadas

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú